viernes, 8 de octubre de 2021

Próximo evento: Antonio Ayala "El Rampa"

Os anunciamos nuestro nuevo evento reiterando la necesidad de realizar las reservas a través de murciaflamenca@gmail.com

Antonio Ayala El Rampa está reconocido por la afición como uno de los más completos y conocedores del cante jondo. Cantaor de tradición familiar, se inicia muy joven en el flamenco bajo la atenta mirada de su abuelo comenzando un periodo de aprendizaje que más tarde le llevará a conseguir premios como la Lámpara Minera (1989), el Melón de Oro (1991), el Abanico Flamenco de Barcelona (1991) y a ser finalista en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. Ha actuado en ciudades como Londres, Évora, Tel Aviv, Roma o Casablanca en colaboración con el Instituto Cervantes y el espectáculo Murcia Tres Culturas.  

El Rampa actuará para Murcia Flamenca con la guitarra de Rodrigo Félix el sábado 16 de octubre a las 20:30 horas en La Madriguera. Camino de Puente Tocinos 30. Beniaján. Colaboración 12€. Socios de Murcia Flamenca gratis, socios de La Madriguera 10€. Reserva obligatoria en murciaflamenca@gmail.com



 

domingo, 13 de junio de 2021

Raquel Cantero, broche de oro para Murcia Flamenca


Murcia Flamenca cerró el pasado sábado su programación con un magnífico concierto de Raquel Cantero hasta después de verano, en septiembre, cuando recuperará de nuevo su actividad tras el parón estival. 

La cantaora extremeña, hija del matrimonio de los cantaores cacereños Eugenio Cantero y Niña Díaz, nos brindó un generoso concierto acompañado de dos jóvenes guitarristas que aún cursan estudios en el conservatorio profesional de Cartagena, donde la artista es profesora de cante: Alba Alarcón, quien es además socia de nuestra peña, y Rodrigo Félix, quien lo es de la de Cartagena. Se trajo Raquel dos palmeros, Mamen y Diego Fernández, quienes acompasaron muy bien los diferentes palos flamencos y nos hicieron sentir como en familia.

Comenzó por Bamberas, antiguo canto de columpio que ultimó en darle forma la gran Pastora Pavón, y más tarde cuadró el compás Paco de Lucía, con Naranjito. Un gran comienzo en la voz de Raquel y el toque de Alba, quien se encargó de la primera parte del recital. Malagueñas de la Trini y El Canario, cante grande, rematados a compás con Fandango de Lucena y Juan Breva, nos trajeron ecos levantinos en sus tercios de cante, bien entrelazados en la voz de Raquel, que ya estaba dejando bien claro a qué había venido a nuestra peña. Los Caracoles nos trajeron el recuerdo del gran Antonio Chacón. Qué cante tan difícil, igual que su acompañamiento, requiere de mucha concentración y control de la voz, con complejas subidas y tonos graves que hay que cuadrar con el compás y los diferentes cambios armónicos de la guitarra. Gran homenaje a los cantes mineros con unas preciosas falsetas de Alba en la Minera, Cartagenera grande y taranta de la Gabriela a compás, en las que la voz de Raquel brilló especialmente. 

La entrada del guitarrista Rodrigo Félix nos trajo diversos cantes en toque de tangos, con Tientos, Farruca, Garrotín, Tangos de Cádiz, alguno extremeño nos pareció escuchar también, la Catalina de Vallejo, y unas Rumbas flamencas del año catorce que nos legara el gran Pepe de la Matrona tras su viaje a Cuba. Casi veinte minutos de hibridación flamenca. Por Seguiriyas pudimos oír un cante de El Mellizo y otro atribuido a Silverio que casi nadie canta, y que Morente grabó con Niño Ricardo en 1969, preciosas, cerradas con la Toná Liviana, creación de Antonio Mairena, igualmente magnífica en la voz de Raquel y la guitarra de Félix, de lo mejor de la noche. Terminaron por Jaleos, como no podía ser de otra forma, acordándose de su tierra y arrancando una gran ovación al finalizar. Se despidieron de nuestra peña con un fin de fiesta donde incluso Raquel se dio una pataíta, ¡qué más se puede pedir!

Broche de oro para cerrar la programación de nuestra peña, que se esfuerza por seguir programando flamenco de calidad en nuestra ciudad; con mucho esfuerzo, con muchas fatigas, pero con mucha ilusión. Esperando que vuelvan tiempos mejores y que podamos subir el aforo y conseguir rentabilizar nuestros espectáculos. Con la ayuda de nuestros amigos de La Madriguera, y sobre todo con la de nuestros socios, sin los cuales no podríamos existir. Buen verano a todos y que ustedes lo pasen flamencamente bien.

Guillermo Castro

Fotografías: Bernardo Sáez






 

domingo, 16 de mayo de 2021

Maise Márquez deleita en Murcia Flamenca


Conocemos  a Maise hace muchos años, desde febrero de 2014 que actuó en nuestra peña, si no nos equivocamos. Ya bailaba bien por entonces, pero lo de ahora es harina de otro costal. Con diecisiete años fue becada por la Fundación de Arte Flamenco Cristina Heeren de Sevilla y posteriormente por el Centro Andaluz de Danza. Se ha formado con grandes maestros como Rubén Olmo, Milagros Mengíbar, Antonio Canales, Rafael Campallo, Adela Campallo, Andrés Peña, Alicia Márquez, Carmen Ledesma, Farruquito, o Isabel Bayón, entre otros, y ahora baila para comérsela. Actualmente forma parte de la compañía Eva Yerbabuena en los espectáculos “LLuvia” y “Apariencias” y de la compañía Patricia Guerrero en el espectáculo “Catedral”, recibiendo el Premio Extraordinario Festival de Jerez 2019 del Concurso Internacional de Baile “Flamenco Puro”. Cuando puede, y la dejan, visita diferentes tablaos y peñas, como la nuestra. Tuvimos la suerte de verla bailar de nuevo y fue todo un disfrute.

Comenzó el espectáculo con unos cantes por jaleos de mano de los alicantinos Santiago Moreno al cante, Antonio Moreno al toque, y las buenas palmas de Norman Contreras, que calentaron el ambiente, ya de por sí bastante cálido, por la temperatura que el sábado había en Murcia. Un taranto fue el primer baile, donde ya Maise dejó bien claro a qué había venido a su tierra natal. Realizó un baile muy sentido, lleno de compás y emoción, rematado por tangos. Toque por bulerías con un compás endiablado en la sonanta de Antonio, nos subió la adrenalina y nos preparó para el baile por alegrías de Maise: simplemente sensacional. Coqueta, juguetona y doliente en el silencio, Maise realiza el baile por alegrías de forma magistral, con gran dominio y perfección en el mantón y el manejo de la bata de cola. No se queda atrás en los zapateados, siempre precisos y llenos de fuerza y flamencura. Su cuerpo de gran compostura y prestancia, se adapta perfectamente a todos los cambios que tiene este complejo baile. Tras la escobilla del silencio cerró por bulerías de Cádiz, con el cante subido de Santi, dando la puntilla de remate y causando una de las primeras ovaciones de la gala.  

Fotografía: Bernardo Sáez

Tangos, lleno de compás y contratiempos, con un magnífico alzapúa en las manos de Antonio, un fiera, tuvo varias letras en la voz de su hermano, Santiago, grandes los dos. Tras ellos, el último baile, una imponente soleá bordada en el cuerpo de la bailaora murciana. Maise da su sentido a cada baile. Se posiciona con una energía diferente, le cambia el rostro, el cuerpo, la colocación de las manos y brazos, las filigranas de los dedos. Es toda una sensación verla hacer los paseíllos por el tablao, los marcajes y todas las suertes de taconeos que tiene en su repertorio. Cierra por bulerías y se viene abajo el local con el público en pie. 

Fotografía: Bernardo Sáez

Hicieron un fin de fiesta en el que se subieron algunos amigos artistas que por allí pasaron, como la bailaora Ana Belén Ruiz y Fran Navarro. Se dieron todos una pataíta, palmero incluido, y se despidieron de Murcia Flamenca con una gran ovación. ¡Qué delicia!

Guillermo Castro

domingo, 25 de abril de 2021

Cristina Aguilera, baile rojo y sangre

Cristina Aguilera debuta en el baile a los 8 años en Granada, su ciudad. Desde entonces ha recibido una completa formación, creado varios espectáculos propios y recibido varios premios por su excelencia en el baile. Este sábado recaló en las tablas de Murcia Flamenca tras un tiempo de parón obligado debido a las circunstancias del COVID. Se acompañó del cantaor Manuel Fernández y el guitarrista Raúl Molina, ambos de Granada, y montaron el taco. 


Comenzaron por Huelva con una tanda de fandangos que calentaron el ambiente de la sala, llena de nuevo. Tras ellos, una soleá pausada nos trajo un hermoso baile de Cristina, que comenzó lenta, templada, con manos que bailan y pitos sonoros. Cristina tiene un baile lleno de arte y desprovisto de artificios, destaca su preciso zapateado, su expresión, el control de la energía y la templanza en el desarrollo de las diferentes partes del baile. Hizo una larga escobilla antes de pasar a los jaleos finales, igualmente largos y generosos, como su baile en general. Una maravilla su soleá, que estuvo magníficamente acompañada del cante entregado de Raúl y la guitarra certera de Manuel. 

Solo por farruca en la sonanta de Manuel arrancó buenos aplausos del público, que disfrutó de un toque poco habitual en los solos para guitarra. Y llegó el taranto, un clásico en esta tierra y también en provincias como Almería y Granada. Taranto rojo sangre en el cuerpo de Cristina, quien se entregó por completo con un extenso baile, bien trenzado y cerrado por tangos, también generosos y muy bien arropados por el cuadro granadino de Raúl y Manuel. Larga ovación y fin de fiesta a la que sumó nuestro amigo de Cartagena Rafa Ros a los jaleos, llamado por los artistas.

Una bonita tarde flamenca que esperamos se repita el mes que viene de mano de La Madriguera, quien con su apoyo lucha por el mantenimiento de la cultura en la ciudad de Murcia, en estos tiempos tan complicados. ¡Gracias amigos!

Guillermo Castro


domingo, 28 de marzo de 2021

FLAMENQUIA, Por tierras del sur


Flamenquia es un trío de flamenco fusión liderado por Antonio Tornel que tiene al piano como protagonista central y conductor de una sorprendente creatividad. Unen los sonidos hondos del flamenco tradicional con otras músicas, heredando sonidos de grandes pianistas flamencos como Dorantes o Pablo Rubén Maldonado, los cuales han sido maestros del compositor de los temas. La incorporación al proyecto de dos músicos reconocidos en el terreno del flamenco, Ginés Martínez a la flauta travesera y Pepe Abellán a la percusión, culmina un proceso de cambio estético y estilístico al que llaman Por Tierras del Sur, espectáculo concebido como un viaje sonoro, que recoge todas aquellas influencias, sonidos, melodías, armonías que a lo largo de los siglos hemos heredado de las diferentes culturas que han ido pasando por la península. Estuvieron el pasado sábado en Murcia Flamenca y nos brindaron un recital que gustó mucho y que pasamos a reseñar.



El espectáculo se estructuró en tres bloques diferenciados por dos  interludios. Comenzó el primer bloque con un preludio por malagueñas teniendo a la flauta como protagonista y al piano acompañando. Tras ellas, se enlazó con El filo de la noche, una bulería en la que destaca su cambio a soleá por bulerías en la parte central del tema. Siguieron con Aroma de azahar, un fandango que comenzó marcando el percusionista el compás con los nudillos, simulando el toque en una mesa. Esta pieza destaca por una melodía clara y pegadiza, además del fandango final interpretado por Ginés Martínez. Tras el fandango, llegó el turno de Gaditana al viento, una pieza libre en donde se mezclan diferentes estilos para crear un ambiente mediterráneo, sin perder nunca de vista el aroma y los aires sureños.

Tras un primer interludio en donde el percusionista Pepe Abellán realizó una parte solista, llegó el turno de El puente de Triana, una pieza descriptiva sobre la ciudad hispalense, en donde se pudieron identificar alegrías, rumbas, tangos y partes libres. Tras este tema, los dos siguientes estuvieron dedicados a la ciudad de Granada. Es la parte del repertorio más arabesca, en donde, tras una pieza llamada Recuerdo flamenco en aire de tangos, pasaron a vislumbrar la siempre bella y maravillosa Alhambra, a través de una pieza altamente descriptiva, que comienza con unos arpegios en los agudos del piano, simulando las fuentes de los distintos jardines del conjunto monumental. La percusión también ayudó a esta evocación creando efectos muy sugerentes y llamativos. 

Llegó la parte más emotiva del concierto. El segundo interludio estuvo dedicado a la seguiriya, una magistral pieza tocada en flauta y percusión, compuesta y dedicada al trío por el compositor murciano Salvador Martínez. Siguiendo con la atmosfera de emoción creada, llegó el momento del estreno en exclusiva de una nueva pieza, una taranta para piano que dedicaron a todos los que ya no están con nosotros, pero que viven en nuestros corazones. Tras la taranta se acercaba el final del viaje. Se interpretó Duende, un tema que fusiona muchos estilos, comenzando por fandangos, pero recorriendo estilos como el funk, el jazz y la música clásica. En este tema se percibe la fuerte influencia que el célebre pianista flamenco Dorantes ejerce en la composición de los temas, destacado en los patrones de acompañamiento del piano y de algunas frases melódicas del tema. Tras Duende, el trío quiso tener un detalle con el público, obsequiando a este con una versión libre del tema Semblanzas de un río, del mismo Dorantes

Tras un agradecimiento a La Madriguera, a Murcia flamenca y al técnico de sonido Alex Jiménez por su gran labor, se despidieron con Barrio de la judería, un tema que comienza con una parte libre de piano y que va desgranándose poco a poco hasta convertirse en unos tanguillos. Tras pasar por varios estilos más, el tema vuelva a tanguillos y concluye con un brillante final que puso en pie al público. 


domingo, 14 de marzo de 2021

Manuel Fernández “Borrico” y Ramón Trujillo: Jerez en estado puro

Este sábado hemos tenido en nuestra peña a Manuel Fernández “Borrico De Jerez”, nieto de Tío Gregorio El Borrico de Jerez y sobrino de María La Burra, familia directa de Terremoto, los Sordera, los Parrilla, los Moraos, los Zambos y un largo etc. Pero no queda ahí la cosa, porque por parte materna toca la rama de los Carrasco, familia de los Jero, tocaores de Jerez, tío Diego Carrasco, Fernando y Curro de la Morena, casi ná. Su estilo, basado en su tradición familiar, atesora una impronta personal y única.  Su cante es el cante gitano de Jerez. 

Vino acompañado de Ramón Trujillo, primer premio Giraldillo del toque en la Bienal de Sevilla de 1990 y el de la Peña Los Cernícalos el mismo año. Ramón tiene grabaciones con Camarón de la Isla, Alejandro Sanz, María Jiménez, Pepe de Lucía, Tomasa La Macanita, María del Monte, Niña Pastori, Diego Carrasco, Lole y Manuel, Remedios Amaya, Alba Molina y un sinfín de artistas más. Ha tocado con Michael Jackson, Capullo de Jerez, Terremoto Hijo, Perro de Paterna, Parrita, Enrique el Zambo, Chiquetete, Malú, David de María o Turronero y ha formado parte durante 3 años del ballet de Mario Maya. 

Comenzó Manuel Fernández acordándose de Manuel Soto Barea “El Bo” de Jerez, recientemente fallecido, y de todos los artistas que se ha llevado la pandemia. Lo hizo por martinetes, donde ya dejó la marca de la casa Jerez: cante recortao, profundo y expresivo, con metales de voz que nos traían los ecos de su abuelo Tío Borrico de Jerez, Agujetas, los Torre… de Cádiz pasó por las alegrías, con el toque ya de la sonanta de Ramón Trujillo quien le brindó un toque a la medida de la voz de Manuel, muy rítmico y con falsetas de gran encanto. Varios tarantos de corte muy gitano, fueron culminados con cartagenera, con un toque personalísimo de Ramón, trémolos y falsetas que parecían surgir de la boca de la mina. Ramón es un guitarrista que sabe estar donde hay que estar, no estorba, y luce donde sabe que puede y debe. 

Tientos de puro sabor jerezano en la voz de Manuel, que se siente en su salsa en este estilo, sacando esos sonidos negros de los que hablaba Lorca, con esa voz que cuando parece que se va a terminar el tercio pega una subida que te eriza la piel y te deja sin aire. Cierre por tangos, con un toque muy moruno en la guitarra de Ramón y un recuerdo de Camarón en la voz de Manuel: “señor alcalde mayor…”, con final arrumbao. Por soleá es donde más sale a relucir la influencia de su abuelo, tanto en el color de su voz, como en la forma de hacer los tercios del cante.  Se acordó de su tío Fernando de la Morena haciendo unos cantes de trilla, muy bonitos, pasando a las seguiriyas, uno de los puntales del cante jerezano y del cante gitano, donde se mide la fuerza de un cantaor y donde Manuel demostró la casta que tiene. Varios fandangos, el último rematado de pie, dieron paso al final por bulerías, ¡puro Jerez!, con el cante de Manuel, que se dio su pataíta, y el toque preciso de Ramón, una gozada. 

Los largos aplausos los hicieron salir de nuevo  a un saludo final en el que el propio Ramón se fue bailando junto a Manuel, despidiéndose del público de nuestra peña, que contó con la presencia de varios artistas, la cantaora Raquel Cantero, el cantaor Francisco Pedro Severo, el guitarrista Antonio Muñoz, y amigos de la peña flamenca de Cartagena, que esperemos pronto puedan reanudar su programación. 

Guillermo Castro